Técnica CAR-T

La revolución Car-T

Parece que estamos ganando una batalla más en la larga guerra contra el cáncer. La doctora Susana Rives, del hospital Sant Joan de Deu, ha conseguido curar a un niño de una leucemia linfoblástica aguda (LLA) que venía padeciendo desde que era un bebé.

El tratamiento con células CAR-T se acaba de incorporar al Sistema Nacional de Salud. Será para pacientes con unos tipos muy concretos de cáncer en los que los tratamientos convencionales han fracasado. Es el caso del 20% de los niños con LLA, el cáncer infantil más común, que no consiguen superar la enfermedad con la quimioterapia. Estos niños, y otros pacientes adultos con la misma enfermedad, serán los beneficiados con las terapias CAR-T.

Modificación genética

En primer lugar se extraen linfocitos T (un tipo de célula del sistema inmune) y se modifican genéticamente para que ataquen células cancerosas. Se sacan de la sangre del paciente y se les añade un receptor especial, llamado receptor de antígeno quimérico (CAR, del inglés “chimeric antigen receptor”). Grandes cantidades de células T con CAR se producen en el laboratorio y se vuelven a introducir en el paciente mediante infusión.

Técnica CAR-T contra el cáncer.

El director del Instituto de Hematología y Oncología del Hospital Clinic de Barcelona, Álvaro Urbano-Ispizua nos cuenta que “cuando se reinfunden al paciente esos linfocitos multiplicados y detectan las células cancerígenas son capaces de multiplicarse de nuevo cada uno de ellos por diez, por cien, por mil…hasta conseguir destruir la enfermedad”.

Una nueva esperanza

Como resultado, cinco de los pacientes tratados en la Comunidad de Madrid hasta el momento han recibido ya el alta. En La Rioja comenzarán en las próximas semanas, y hay once hospitales más en toda España en los que se ha aprobado este tratamiento.

Actualmente esta terapia está indicada para los pacientes de leucemia que han sufrido al menos una recaída tras un trasplante o más recaídas con otras terapias. Se trata de pacientes que no responden al tratamiento y que no tienen opciones curativas con los métodos convencionales (quimioterapia y trasplante de médula).

El doctor Urbano-Ispizua ha declarado que es un éxito tremendo para casos desesperados que ya habían probado otras líneas de tratamiento sin resultado, como el trasplante de médula ósea. Las expectativas de que se mantenga esta respuesta son muy altas.

El hospital Sant Joan de Deu tiene previsto participar en los próximos meses en otro ensayo clínico. Será simultáneo en Estados Unidos y Europa, y servirá para comprobar la efectividad del CAR de Novartis en pacientes con fases menos avanzadas de LLA. Se administrará el tratamiento tras la quimioterapia y en lugar del trasplante alogénico de médula ósea.

Fuentes: Gaceta Médica, EFESalud